“Hacerle el amor a una mujer”

No se trata solo de abrirle las piernas, y ya. ¿Qué caso tiene hacer eso?
Tienes que hacerla sentir especial, hacer que piense en ti todo el día, que
tenga fantasías sexuales contigo, que te desee tanto, que se moje tan solo
pensarte.

No abras solo sus piernas, conócela primero, consiéntela, escúchala, hazla sentir especial, abre su alma.
Haz que muestre lo mejor de ella y que pierda los miedos a contarte sus fantasías, complácela y que se sienta segura contigo.

No solo disfrutes tú, haz que ella disfrute también. Hazle el amor,
provócale orgasmos, jueguen juntos. No te muevas solo como máquina, ella debe de sentirte siempre y cuando esté en su punto máximo de excitación, susúrrale al oído lo mucho que te importa y cuánto disfrutas estar con ella.

Sé romántico, cursi, salvaje, dominante, sumiso. Varía siempre, sorpréndela. Tal vez no estés siempre a su lado, pero, nunca te sacará de
su cabeza.

Por eso, antes que abrir de piernas a una mujer, prefiere abrir su alma y
hacerle el amor de miles de maneras diferentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s