“Noche de Viernes” Crónicas de Charly

Un bar, viernes en la noche, estaba Charly en la barra tomándose una cerveza, había salido del trabajo y quería relajarse un poco. Había música y videos en aquel sitio, quedaba cerca de su casa.

-Pero qué es lo que veo allá. – se pregunta Charly.

Ve a una mujer rubia muy atractiva al otro lado de la barra, lo miraba con atención.

-mmmm. – Murmura para sí mismo.

Pues no deja de mirarme. Cree que no me he dado cuenta.
Le voy a levantar la ceja para ver que hace.

Charly levanta la ceja y la cerveza en muestra de saludo casual.

-me ha sonreído, que bueno. – piensa Charly.
Me le voy a acercar.. Y veré que sale.

Se abre la puerta del depa de Charly, ingresa con la rubia. Comienzan a besarse, de una forma muy apasionada.
Él le besa el cuello, mientras ella le agarra las nalgas.
Él le desabotona la blusa con rapidez y ella hecha hacia atrás su cabeza, sintiendo los besos de él.
Charly le quita la blusa y no se detiene.
Ella le empieza a abrir el cinturón, le baja el cierre y le mete la mano..justo donde quería agarrar.
Charly da un saltito, es asombro con gusto lo que siente.
-mmm. – gime Charly
Ella se baja sola la falda y él, la carga.
Las piernas de ella quedan colgadas de la cintura de Charly, él no deja de besarla mientras la conduce a la cama.
Ella ladea su cabeza y empieza a gemir lento..
Ella se comienza a calentar, gotitas de sudor ruedan por su cara de satisfacción, mientras tiene los ojos cerrados y la boca entreabierta..
El cuarto se llena con ese aroma característico a.. Cuerpos fundidos en placer..y la noche se hizo corta.

Es de día, Charly abre los ojos, mira su cama y estaba solo él.
Sé levanta y la busca por todos lados, ya se había ido.
Le había dejado una nota:

Hoy, en la noche.. te veré de nuevo..

Charly mira la nota, sonríe..
Espera ansioso que sea de noche otra vez…

http://www.facebook.com/xavierantonioayalaandaluzEscritorYmotivador/

http://www.patreon.com/XavierAntonioAyalaAndaluz

“Los gatos del techo”

Michi..michiii…. – llama Susana
¿dónde estará este gato travieso?

Susana busca en los cuartos de la casa, en la cocina, en la sala y nada, no aparece.

Su plato de comida esta intacto. – piensa Susana
Mmmj.. Que raro, él suele comerse todo.
Sale al patio y ahí se encuentra a Miguel, su vecino, no había divisiones en las casas, así que los patios quedaban abiertos.

  • Hola Miguel. – saluda Susana
  • Hola Susana
  • Miguel, estoy buscando a mi gato Michi, ¿lo has visto por aquí?
  • No lo he visto, pero yo también estoy buscando a mi gata Nina..la llamo y no aparece.
    –  Busquemos juntos. – dice Susana.
  • Michiiiii… Ninaaaaa… . – Comienzan a llamar a sus respectivas mascotas, sin que aparezcan todavía.
     
    La noche era fría y una gran luna iluminaba todo.
  • Que bella luna. – comenta Susana
  • pues, sí, está bonita. – responde Miguel

De pronto, se escuchan unos ruidos en el techo de la casa de Susana, miran hacia arriba.. Y ahí estaban las dos mascotas, juntitos, mirando la luna también y dándose lamiditos de gatos, era la pareja gatuna más romántica que pudo haberse visto jamás.

  • ohh, que tiernos. – dice Susana
  • jaja.. . – ríe Miguel

Se miran, unos segundos, se dan un abrazo y Miguel dice: ¿quieres entrar a tomar un chocolate caliente?

  • Susana sonríe, se sonroja y responde que sí.

Entran a la casa..
mientras, los gatos se quedan arriba en el techo..
formando dos escenas románticas,
y la luna, culpable absoluta de aquella situación.

http://www.facebook.com/xavierantonioayalaandaluzEscritorYmotivador/

http://www.patreon.com/XavierAntonioAyalaAndaluz

“La princesa guerrera”

Había una princesa guerrera, deambulando sola por el bosque, llevaba muchas heridas en su cuerpo, seguía sin rumbo fijo.

No tenía fuerzas para poder seguir así sola. Un día se cruzó en su camino un guerrero, llevaba muchas heridas al igual que la princesa, de batallas anteriores, también seguía sin dirección.

Ambos venían de caminos diferentes y distintos. Eran dos extraños en medio del bosque, a ambos les gustó que hubiera alguien más.

Él la cargó con sus últimas fuerzas y curó sus heridas.  Ella curó las de él también. Empezaron ahora a avanzar, sin rumbo fijo, pero ahora eran dos, no uno.

Llevaban ahora un solo camino, juntos. La travesía era llena de sorpresas siempre, pero, se tenían el uno al otro.  Llegaron finalmente a un paraje hermoso con un lago y plantas y flores. Decidieron establecerse ahí.

Y vieron muchas tormentas y pasaron tensiones, pero, ahora estaban los dos para soportarlas. Vivieron momentos de mucha felicidad también.

Estaban felices de que sus caminos se hayan cruzado aquella vez en el bosque.

http://www.facebook.com/xavierantonioayalaandaluzEscritorYmotivador/

http://www.patreon.com/XavierAntonioAyalaAndaluz